26 »Escucha bien: ¡hoy te doy a elegir entre una bendición y una maldición!