25 Dondequiera que vayas en la tierra, nadie podrá hacerte frente, porque el Señor
tu Dios hará que los habitantes te teman y se espanten, tal como lo prometió.