5 »Tus hijos no vieron cómo el Señor
te cuidó en el desierto hasta que llegaste aquí.