9 porque aún no has llegado al lugar de descanso, a la tierra que el Señor
tu Dios te da como preciada posesión.