11 Después podrás irte y celebrar por todas las cosas buenas que el Señor
tu Dios te haya dado a ti y a los de tu casa. No te olvides de incluir en la celebración a los levitas y a los extranjeros que vivan en medio de ti.