4 Aunque estés desterrado en los extremos de la tierra, el Señor
tu Dios te traerá de allí y te reunirá nuevamente.