2 Coloca tus inversiones en varios lugares,
porque no sabes qué riesgos podría haber más adelante.