3 Es mejor el llanto que la risa,
porque la tristeza tiende a pulirnos.