2 Vivan una vida llena de amor, siguiendo el ejemplo de Cristo. Él nos amó
y se ofreció a sí mismo como sacrificio por nosotros, como aroma agradable a Dios.