10 Cuando los constructores terminaron los cimientos del templo del Señor
, los sacerdotes se pusieron sus mantos y tomaron su lugar para tocar sus trompetas. Luego los levitas descendientes de Asaf hicieron sonar sus címbalos para alabar al Señor
, tal como lo había establecido el rey David.