23 Pero si hay más lesiones, el castigo debe ser acorde a la gravedad del daño: vida por vida,