8 Les haré caer la espada de la guerra que tanto temen, dice el Señor
Soberano.