12 Pero es un caso perdido;
la corrupción no puede limpiarse.
Así que échala al fuego.