5 No será más que una roca en el mar, un lugar donde los pescadores tiendan sus redes, pues yo he hablado, dice el Señor
Soberano. Tiro se convertirá en presa de muchas naciones,