11 Que estén siempre llenos del fruto de la salvación —es decir el carácter justo que Jesucristo produce en su vida
— porque esto traerá mucha gloria y alabanza a Dios.