3 Entonces Dios dijo: «Que haya luz»; y hubo luz.