24 Abraham respondió:
—¡Sí, lo juro!