23 Ella quedó embarazada y dio a luz un hijo. «Dios ha quitado mi deshonra», dijo ella.