20 —Señor —le dijeron—, ya vinimos a Egipto una vez a comprar alimento;