14 Llorando de alegría, José abrazó a Benjamín, y Benjamín hizo lo mismo.