12 Dios observó toda la corrupción que había en el mundo, porque todos en la tierra eran corruptos.