1 Un llamado a reconstruir el templo
El 29 de agosto
del segundo año del reinado del rey Darío, el Señor
dio un mensaje por medio del profeta Hageo a Zorobabel, hijo de Salatiel, gobernador de Judá, y a Jesúa,
hijo de Josadac, el sumo sacerdote: