3 Piensen en toda la hostilidad que soportó por parte de pecadores,
así no se cansarán ni se darán por vencidos.