18 Al amanecer, hubo un gran alboroto entre los soldados por lo que había sucedido con Pedro.