30 ¡Pero Dios lo levantó de los muertos!