34 No había necesitados entre ellos, porque los que tenían terrenos o casas los vendían