4 La tierra está de duelo y se seca,
y las cosechas se arruinan y se marchitan;
hasta los mejores habitantes de la tierra se van consumiendo.