27 Oh Jacob, ¿cómo puedes decir que el Señor
no ve tus dificultades?
Oh Israel, ¿cómo puedes decir que Dios no toma en cuenta tus derechos?