15 Sí, la verdad ha desaparecido
y se ataca a todo el que abandona la maldad.
El Señor
miró y le desagradó
descubrir que no había justicia.