4 Sus voces sacudían el templo hasta los cimientos, y todo el edificio estaba lleno de humo.