13 Los consolaré allí, en Jerusalén,
como una madre consuela a su hijo».