16 Entonces me dirigí a los sacerdotes y al pueblo y les dije: «Esto dice el Señor
: “No escuchen a sus profetas que les aseguran que los artículos de oro que fueron sacados de mi templo pronto serán devueltos de Babilonia. ¡Es pura mentira!