7 En ese tiempo, el ejército babilónico sitiaba a Jerusalén, a Laquis y a Azeca, las únicas ciudades fortificadas de Judá que todavía no habían sido conquistadas.