4 Oh habitantes de Judá y de Jerusalén,
renuncien a su orgullo y a su poder.
Cambien la actitud del corazón ante el Señor
,
o mi enojo arderá como fuego insaciable
debido a todos sus pecados.