36 Mi corazón gime como una flauta por Moab y Kir-hareset porque ha desaparecido toda su riqueza.