8 Son vigorosos sementales, bien alimentados,
cada uno relinchando por la mujer de su prójimo.