20 Es inútil ofrecerme el incienso dulce de Saba.
¡Guárdense su cálamo aromático importado de tierras lejanas!
No aceptaré sus ofrendas quemadas;
sus sacrificios no tienen ningún aroma agradable para mí».