21 Por lo tanto, esto dice el Señor
:
«Pondré obstáculos en el camino de mi pueblo.
Padres e hijos tropezarán contra ellos.
Vecinos y amigos morirán juntos».