29 Rápate en señal de luto y llora a solas en las montañas, porque el Señor
ha rechazado y ha abandonado a esta generación que ha provocado su furia”.