18 Jeremías llora por Judá
Mi dolor no tiene remedio;
mi corazón está destrozado.