11 El oído pone a prueba las palabras que oye
igual que la boca distingue los sabores.