16 Esto es lo que me salvará: no soy ningún impío.
Si lo fuera, no podría estar delante de él.