27 Pones mis pies en el cepo,
examinas todos mis caminos
y rastreas todas mis pisadas.