16 Mis ojos están enrojecidos de tanto llorar;
los rodean sombras oscuras.