6 »Dios me ha puesto en ridículo ante la gente;
me escupen en la cara.