8 Los íntegros se horrorizan cuando me ven;
los inocentes se levantan contra los que no tienen a Dios.