22 ¿Me perseguirán ustedes también como lo hace Dios?
¿No me han despellejado ya bastante?