9 No lo veo en el norte, porque está escondido;
miro al sur, pero él está oculto.