5 El Todopoderoso todavía estaba conmigo,
y mis hijos me rodeaban.