20 »Oh, ¿por qué dar luz a los desdichados,
y vida a los amargados?